Search

Pandemia y desigualdad

Por Alejandro Almanzar

Muchos preguntaran, por qué persisto en buscar la parte positiva a una pandemia, que desde su aparición por el Asia, tiene al mundo al garete, con muertes, contagio, y un odioso aislamiento social, pero no estoy imbuido de lo iluso.

Aprendimos de quienes han vivido muchas vidas, que de grandes tragedias, salen sabias y potentes soluciones, pero también, nuevas oportunidades, y como no hay guerra sin sangre, eso que nos llena de luto, impotencia y dolor, trae sus recompensas.

Hace 1,500 años, que la tierra fue azotada por otra terrible pandemia, bautizada como la "Plaga de Justiniano", similar al Coronavirus, y el mundo no retrocedió, si no, que evolucionó, y hoy vemos sus avances en pro de la humanidad.

Como el Covid 19, llegó del extranjero, extendiéndose rápidamente desde los puertos a territorios lejanos, como visitante indeseable, y sin cura para enfrentarlo, los ciudadanos igualmente fueron confinados, buscando detener su propagación.

Los estragos no tuvieron la misma magnitud, porque era una época en que los países estaban aislados en término de comunicación y turismo,

Llegó una época, en que se contaban por miles los fallecidos diario sin enterrar, porque quienes cavaban, no daban abasto, hablo de la Peste bubónica, que atacó al mundo, entre 541 y 544, según lo relatado por Procopio de Cesarea.